ALERGIA A VENENO DE HIMENÓPTEROS

LAS ABEJAS

Comité de Alergia a Himenópteros

Redactado por:

Miguel Ángel Baltasar Drago

El género  Apis forma parte  de la Familia Apidae, especie Apis mellifera (abeja de la miel). Provoca con frecuencia reacciones alérgicas al veneno que inoculan al picar.

Las primeras abejas aparecen en depósitos fósiles del Eoceno y  desde hace 30 millones de años es posible que su comportamiento social y estructural sea virtualmente idéntico. En la actualidad, la moderna apicultura garantiza la persistencia de esta especie así como la existencia en el mercado de sus productos derivados, nutritivos y de una valor sanitario indudable: miel, própolis, jalea real, etc.

Bable:              Abeya

Castellano:      Abeja

Català:             Abella

Euskera:          Erleak

Galego:            Abella

Inglés:                         Honeybee.

Descripción: obreras de 5-15 milímetros de longitud, con el cuerpo cubierto por una vellosidad marrón, áreas negras y doradas en el abdomen, y cuatro alas transparentes.

Hábitat: Las colmenas se sitúan alrededor de campos y arboledas con néctar apetecible: árboles frutales o flores (polen de compuestas, cítricos, etc.).

Las obreras, que defienden la colmena con sus picaduras, desarrollan un aguijón con púas en la zona posterior y una bolsa muscular del veneno (mezcla compleja de proteínas). Tras la picadura la bolsa del veneno comienza una contracción rítmica para bombearlo en el intruso. La abeja generalmente se separa, dejando la bolsa del veneno y el aguijón en el invasor, la obrera muere debido a la ruptura abdominal.

Tras una picadura de abeja, retire inmediatamente el aguijón raspándolo suavemente  con la  uña, una tarjeta o un cuchillo, no utilice pinzas o lo presione, esto ayuda a inyectar más veneno.

La picadura de las abejas resulta más o menos molesta, según la zona y la sensibilidad de la víctima. En casos de sensibilidad máxima pueden producirse choques anafilácticos, que de no tratarse rápidamente pueden llegar a ser mortales.

¿Qué es el veneno?: compuesto proteico  con diversas actividades (toxicidades), algunas son enzimas.

¿Cómo se produce la alergia?: las personas alérgicas desarrollan anticuerpos (defensas) de la clase IgE contra el veneno. En posteriores picaduras (nuevas exposiciones al veneno) la respuesta alérgica produce síntomas, de gravedad variable.

¿Qué síntomas produce?: Las reacciones alérgicas a picaduras suelen ser de tres tipos:

  • Reacciones localizadas alrededor de la picadura: con inflamación de la zona (más de 10 cm de diámetro)  y dolor, generalmente persistentes más de 24 horas. No suele indicarse la inmunoterapia. La mayoría de reacciones locales requieren exclusivamente la limpieza de la herida (con agua y jabón) y la aplicación de frío local (disminuye el edema y actúa como analgésico). En los casos más graves pueden indicarse antihistamínicos y/o corticoides.
  • Reacciones generales (prevalencia 2.3% en población rural): urticaria, edema, ahogo, bajadas de tensión arterial, inestabilidad, hasta llegar a la reacción anafiláctica y el choque, que son los cuadros clínicos más graves  (1-5 muertes/10 millones de personas /año
  •  Reacciones retardadas: más raras y en las que no se indica la inmunoterapia.

¿Cuándo y como se producen?: La mayoría de picaduras se producen durante los meses de verano (mayor población de abejas y mayor exposición de las personas), aunque no es inhabitual observar picaduras antes de esta estación. Los apicultores y sus familiares  están expuestos casi todo el año.

Recomendaciones para el paciente con alergia al veneno de himenópteros.

En la mayoría de ocasiones los insectos pican al sentirse amenazados,  evite:

  • La proximidad de sus nidos, colmenas.
  • Realizar aspavientos si alguno se le acerca.
  • Que sus familiares manipulen los nidos.

Su agresividad aumenta con el calor y al defender comida o bebida dulce (especialmente refrescos), con los perfumes y olores fuertes,  evite:

  • Comer al aire libre
  • Manipular contenedores de basuras.
  • Realizar actividades de jardinería.
  • Ir descalzo/a o con sandalias.
  • Colonias, perfumes, ambientadores, etc.
  • Ropas holgadas y de colores vivos.
  • Depositar la ropa al aire libre (en todo caso, deberías sacudirla antes de utilizarla).

Antes de iniciar la conducción de un vehículo asegúrese de que no hay insectos en el mismo, conduzca con las ventanillas cerradas.

En caso de una picadura, incluso sin ser alérgico, se recomienda no permanecer en la zona, ya que las feromonas de alarma liberadas durante el ataque podrían inducir nuevas picaduras.

En caso de picadura acuda rápido al médico o servicio de URGENCIAS más cercano.

Tras realizar el diagnóstico adecuado el ALERGOLOGO valorará la necesidad de  tratamiento:

  • INMEDIATO: generalmente con ADRENALINA autoinyectable  en caso de reacciones graves. Diferir el uso de adrenalina utilizando otros fármacos (corticoides, antihistamínicos) puede provocar la muerte del paciente. La adrenalina puede no ser suficientemente efectiva en reacciones muy graves, incluso el paciente puede olvidar llevarla encima, por tanto este fármaco no puede garantizar una seguridad absoluta en caso de nuevas picaduras.
  • PREVENTIVO: mediante INMUNOTERAPIA específica,  único tratamiento capaz de bloquear los síntomas en caso de nuevas picaduras (de hecho las dosis máximas suelen ser equivalentes a una o dos picaduras).

Alergia a la picadura de AVISPAS GÉNERO VÉSPULA

El género  Vespula forma parte   de la Familia Vespidae o véspidos  (avispas),  comprenden  muchas  especies  que provocan con frecuencia reacciones alérgicas al veneno que inoculan al picar.

Las especies más conocidas, ya sea por su abundancia o por ciertas particularidades   de   su   ciclo   biológico,   son Vespula  vulgaris  (avispa  común),  Vespula  germanica, V e s p u l a     a u s t r i a c a   ( a v i s p a     c u c o ) .

Descripción: individuos de 12-17,5 milímetros de longitud; cabeza,  tórax  y  abdomen  negro  y  amarillo  (o  blanco).  Al contrario  de  las  abejas  presentan  una  separación  clara entre torax y abdomen. Sin sedas (cuerpo liso).

Hábitat: prados,   jardines,   setos,   bosques   con   nidos generalmente  en  la  tierra  o  a  nivel  del  suelo  (tocones caídos), en ambientes urbanos debajo de las escaleras, en postes, cercas, paredes, cajas desechadas, etc.

En todas las especies de véspidos sociales, sólo las hembras fecundadas (reinas) sobreviven al invierno.

Las avispas  defienden   con   enorme  agresividad tanto  la  comida  que  han  recolectado  como  el avispero. Generalmente Véspula es un género muy agresivo y suele picar en repetidas ocasiones a la menor provocación.

El aguijón se sitúa en el extremo posterior del cuerpo de las hembras y lleva unas glándulas anejas que producen veneno (mezcla compleja de proteínas).

La  picadura  de  las  avispas  resulta  más  o  menos molesta, según la zona y la sensibilidad de la víctima. En casos de sensibilidad máxima pueden producirse choques   anafilácticos,   que   de   no   tratarse rápidamente pueden llegar a ser mortales.

A diferencia de lo que ocurre con la picadura de las abejas y abejorros (Apoideos), tras la cual el aguijón queda sujeto a la piel, las avispas son capaces de retraerlo con facilidad y no lo pierden. Además de picar, las avispas muerden con cierta fuerza con sus  potentes  mandíbulas.  Esta  mordedura  no  suele  tener consecuencias.

¿Qué es el veneno?:

Compuesto proteico   con diversas actividades (toxicidades), algunas son enzimas.

¿Cómo se produce la alergia?:

Las personas alérgicas desarrollan anticuerpos (defensas) de la clase IgE contra el veneno. En posteriores picaduras (nuevas exposiciones   al   veneno)   la   respuesta   alérgica   produce síntomas, de gravedad variable.

¿Cuándo y como se producen?:

La mayoría de picaduras se producen durante los meses de verano (mayor población de abejas y mayor exposición de las personas), aunque no es inhabitual observar picaduras antes de  esta  estación.  Los  apicultores  y  sus  familiares expuestos casi todo el año.

¿Qué síntomas produce?:

Las reacciones alérgicas a picaduras suelen ser de tres tipos:

Reacciones  localizadas  alrededor  de  la  picadura: con inflamación de la zona (más de 10  cm  de  diámetro)    y  dolor,  generalmente  persistentes más de 24 horas. No suele indicarse  la  inmunoterapia.  La  mayoría  de  reacciones  locales  requieren  exclusivamente  la  limpieza  de la herida (con agua y jabón) y la aplicación de frío local (disminuye el edema y actúa como analgésico). En los casos más graves pueden  indicarse antihistamínicos y/o corticoides.

Reacciones  generales  (prevalencia  2.3%  en  población  rural): urticaria,  edema,  ahogo,

bajadas de tensión arterial, inestabilidad, hasta llegar a la reacción anafiláctica y el choque, que son los cuadros clínicos más graves  (1-5 muertes/10 millones de personas /año

Reacciones retardadas: más raras y en las que no se indica la inmunoterapia.

Recomendaciones para el paciente con alergia al veneno de himenópteros.

En  la  mayoría  de  ocasiones  los  insectos  pican  al sentirse amenazados,  evite:

La proximidad de sus nidos, colmenas.

Realizar aspavientos si alguno se le acerca.

Que sus familiares manipulen los nidos.

Su  agresividad  aumenta  con  el  calor  y  al  defender comida  o  bebida  dulce  especialmente  refrescos), con los perfumes y olores fuertes,  evite:

Comer al aire libre

Manipular contenedores de basuras.

Realizar actividades de jardinería.

Ir descalzo/a o con sandalias.

Colonias, perfumes, ambientadores, etc.

Ropas holgadas y de colores vivos.

Depositar la ropa al aire libre (en todo caso, deberías sacudirla antes de utilizarla).

Antes   de   iniciar   la   conducción   de   un   vehículo asegúrese  de  que  no  hay  insectos  en  el  mismo, conduzca con las ventanillas cerradas.

En caso de una picadura, incluso sin ser alérgico, se recomienda no permanecer en la zona, ya que las feromonas  de  alarma  liberadas  durante  el  ataque podrían inducir nuevas picaduras.

En caso de picadura acuda rápido al médico o servicio de URGENCIAS más cercano.

Tras  realizar  el  diagnóstico  adecuado  el  ALERGOLOGO valorará la necesidad de  tratamiento:

INMEDIATO:   generalmente  con  ADRENALINA autoinyectable,   en caso de reacciones graves. Diferir el uso de adrenalina utilizando otros fármacos (corticoides, antihistamínicos) puede provocar la muerte del paciente. La adrenalina puede no ser suficientemente efectiva en reacciones muy graves, incluso el paciente puede olvidar llevarla   encima,   por   tanto   este   fármaco   no   puede garantizar  una  seguridad  absoluta  en  caso  de  nuevas picaduras.

PREVENTIVO:   mediante   INMUNOTERAPIA   específica, único  tratamiento  capaz  de  bloquear  los  síntomas  en caso de nuevas picaduras (de hecho las dosis máximas suelen ser equivalentes a una o dos picaduras

ALERGIA A VENENO DE AVISPA (POLISTES)

El  género    Polistes  forma  parte  de  la  Familia  Vespidae  o véspidos   (avispas), que   provocan   con   frecuencia reacciones alérgicas al veneno que inoculan al picar.

En   nuestras latitudes resultan frecuentes Polistes gallicus y Polistes   dominulus,   que   superficialmente   se   asemejan bastante a la avispa común, sin embargo, las especies del género  Polistes   son   más   pequeñas   y   gráciles   que   las Vespula.

Descripción

: individuos de 13-25 milímetros en longitud, el cuerpo  sobre  todo  negro  (marrón,  rojizo)  con  los  anillos amarillos y las áreas rojizas en el abdomen,   alas rojizas o marrón ambarino.

Hábitat: campos, prados, jardines y edificios cercanos. Los avisperos suelen construirse al aire libre y consisten en una sola capa de células construidas con madera masticada y saliva. En todas las especies de véspidos sociales, sólo las hembras fecundadas (reinas) sobreviven al invierno, generalmente   las  de Polistes  se refugian  en construcciones humanas.

Además  de  picar,  las  avispas  muerden con  cierta fuerza con sus potentes mandíbulas. Esta mordedura no suele tener consecuencias.

Las   avispas   defienden   con   enorme   agresividad tanto la  comida  que  han  ecolectado  como  el avispero,   aunque   generalmente   las   Polistes,  son menos  agresivas  que  otros  géneros  de Véspulas y Dolichovéspulas (Avispones)

A diferencia de lo que ocurre con la picadura de las abejas y abejorros poideos), tras la cual el aguijón queda sujeto a la piel, las avispas son capaces de extraerlo con facilidad y no lo pierden.

¿Qué es el veneno?:

Compuesto proteico   con diversas actividades (toxicidades), algunas son enzimas.

¿Cómo se produce la alergia?

Las personas alérgicas desarrollan anticuerpos (defensas) de la clase IgE contra el veneno. En posteriores picaduras (nuevas exposiciones  al   veneno)   la   respuesta   alérgica   produce síntomas, de gravedad variable.

¿Cuándo y como se producen?

La mayoría de picaduras se producen durante los meses de verano (mayor población de abejas y mayor exposición de las personas), aunque no es inhabitual observar picaduras antes de  esta  estación.  Los  apicultores  y  sus  familiares  están expuestos casi todo el año. El aguijón se sitúa en el extremo posterior del cuerpo de las hembras y lleva unas glándulas anejas que producen veneno (mezcla compleja de proteínas).

La  picadura  de  las  avispas  resulta  más  o  menos molesta, según la zona y la sensibilidad de la víctima. En casos de sensibilidad máxima pueden producirse choques anafilácticos, que de no tratarse

¿Qué síntomas produce?

Las reacciones alérgicas a picaduras suelen ser de tres tipos:

Reacciones  localizadas  alrededor  de  la picadura: con inflamación de la zona (más de   10  cm  de  diámetro)    y  dolor,  generalmente  persistentes más de 24 horas. No suele indicarse la  inmunoterapia.  La  mayoría de reacciones  locales  requieren  exclusivamente  la  limpieza  de la herida (con agua y jabón) y la aplicación de frío local (disminuye el edema y actúa como analgésico). En los casos más graves pueden  indicarse antihistamínicos y/o corticoides.

Reacciones  generales  (prevalencia  2.3%  en  población  rural): urticaria,  edema,  ahogo,

bajada de tensión arterial, inestabilidad, hasta llegar a la reacción anafiláctica y el choque, que son los cuadros clínicos más graves  (1-5 muertes/10 millones de personas /año )

Reacciones retardadas: más raras y en las que no se indica la inmunoterapia.

Recomendaciones para el paciente con alergia al veneno de himenópteros.

En  la  mayoría  de  ocasiones  los  insectos  pican  al sentirse amenazados,  evite:

La proximidad de sus nidos, colmenas.

Realizar aspavientos si alguno se le acerca.

Que sus familiares manipulen los nidos.

Su  agresividad  aumenta  con  el  calor  y  al  defender comida  o  bebida  dulce  especialmente  refrescos), con los perfumes y olores fuertes,  evite:

Comer al aire libre

Manipular contenedores de basuras.

Realizar actividades de jardinería.

Ir descalzo/a o con sandalias.

Colonias, perfumes, ambientadores, etc.

Ropas holgadas y de colores vivos.

Depositar la ropa al aire libre (en todo caso, deberías sacudirla antes de utilizarla).

Antes   de   iniciar   la   conducción   de   un   vehículo asegúrese  de  que  no  hay  insectos  en  el  mismo, conduzca con las ventanillas cerradas.

En caso de una picadura, incluso sin ser alérgico, se recomienda no permanecer en la zona, ya que las feromonas  de  alarma  liberadas  durante  el  ataque podrían inducir nuevas picaduras.

En caso de picadura acuda rápido al médico o servicio de URGENCIAS más cercano.

Tras  realizar  el  diagnóstico  adecuado  el  ALERGOLOGO valorará la necesidad de  tratamiento:

INMEDIATO:    generalmente    con    ADRENALINA autoinyectable   en caso de reacciones graves. Diferir el uso de adrenalina utilizando otros fármacos (corticoides, antihistamínicos) puede provocar la muerte del paciente.

La adrenalina puede no ser suficientemente efectiva en reacciones muy graves, incluso el paciente puede olvidar llevarla   encima,   por   tanto   este   fármaco   no   puede garantizar  una  seguridad  absoluta  en  caso  de  nuevas picaduras.

PREVENTIVO:   mediante   INMUNOTERAPIA   específica, único  tratamiento  capaz  de  bloquear  los  síntomas  en caso de nuevas picaduras (de hecho las dosis máximas suelen ser equivalentes a una o dos picaduras).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s