ASMA INFANTIL

El asma enfermedad crónica en la infancia

El asma constituye la primera causa de enfermedad crónica en la infancia, y limita la calidad de vida de un elevado número de niños y sus familias.

imagen del libro Nene, Nena y Guau de Paco Cabdevila

Su aumento: por factores medioambientales (aumento exposición a  alérgenos y contaminantes) cambios en el medio ambiente interior o exterior

Aproximadamente hasta un 30% – 50% de los niños  tienen algún episodio de sibilancias (pitidos o silbidos en el pecho) en los 6 primeros años de vida

La prevalencia  de asma en España, según los datos obtenidos es de un 9% en los niños de 13-14 años, y del 10% en los niños de 6-7 años.

Existe una mayor prevalencia de asma en las zonas costeras que en las zonas de interior de la península.

imagen del libro Nene, Nena y Guau de Paco Cabdevila

El diagnóstico precoz del asma intenta limitar la frecuencia y gravedad de las exacerbaciones, impedir el deterioro de la función pulmonar, prevenir la muerte por asma y mantener la calidad de vida adecuada del niño o adolescente y su familia.

Habitualmente, las infecciones virales son las desencadenantes de estos episodios que, en su mayoría “parecen curarse” con el crecimiento, solo entre el 15-27% de estos niños persisten las sibilancias a partir de los 5 años de edad.

Las características del asma del lactante y del niño pequeño son diferentes de las del niño mayor o del adulto.

imagen del libro Nene, Nena y Guau de Paco Cabdevila

En los niños pequeños, a veces se tiene miedo de utilizar la palabra asma para definir lo que le está pasando a un niño que tiene tos, sibilancias (pitidos) o incluso disnea (falta de aire). La mayoría de los consensos sobre el tema suelen definirla como “sibilancias recurrentes o tos persistente en un escenario en el que el asma es probable y otras enfermedades han sido excluidas”

A partir de los 3 años el asma se hace “más definitiva”  y entre los 6-7 años ya  puede hablarse de asma con más seguridad.

Se han descrito 3 tipos de formas clínicas de manifestarse el asma en los niños, cada una de ellas con implicaciones prácticas en cuanto al pronóstico y posiblemente al tratamiento

SIBILANCIAS PRECOCES TRANSITORIAS:

Es el tipo más frecuente es el 40-60%, tienden a resolverse en los tres primeros años de vida y suelen ser niños sin historia familiar de asma ni atopia. Las infecciones respiratorias virales suelen ser los principales desencadenantes. El principal factor de riesgo es el tabaquismo durante el embarazo

SIBILANCIAS PERSISTENTES EN NO ATOPICOS: son un 20% las sibilancias del lactante. Las sibilancias (pitidos) suelen iniciarse antes del tercer año de vida en relación con una bronquiolitis (infección bronquial) por un virus (el virus sincitial respiratorio (VRS). Persisten a los 6 años, pero estos niños entre los 6 y 11 años suelen tener la función respiratoria reducida. Suelen desaparecer con la edad sobre los 13 años

SIBILANCIAS PERSISTENTES EN ATOPICOS: son un 20% del total de niños con sibilancias de inicio precoz. La primera crisis suele ser después del año, más frecuente en varones. Suelen tener niveles de IgE total alta, pruebas cutáneas positivas frente a aeroalérgenos (ácaros del polvo, pólenes, epitelios de animales) o alergia a alimentos. Suelen tener antecedentes familiares de atopia. Suele persistir a los 13 años

Estos 3 tipos pueden coexistir simultáneamente o secuencialmente en un mismo individuo y las infecciones suelen ser un factor desencadenante de las sibilancias, incluso aunque exista alergia. Suelen asociarse a otras enfermedades alérgicas como dermatitis atópica

imagen del libro Nene, Nena y Guau de Paco Cabdevila

En el momento actual no hay ningún dato que con seguridad nos permita predecir “como va a evolucionar  un asma en un niño”, aunque en general, el riesgo de los niños cuyos síntomas se inician durante los dos primeros años de vida, es muy escaso, incrementándose cuando aparecen o persisten más allá de los 2 años. Si alguno de los padres tiene asma, el niño tiene dermatitis atópica,  rinitis alérgica y sibilancias (pitidos) “cuando no está resfriado”,  tiene más posibilidades de que su asma persista al crecer

El asma en los niños de más de 6 años es con mucha mayor frecuencia claramente de tipo alérgico, ronda un 80%

imagen del libro Nene, Nena y Guau de Paco Cabdevila

SINTOMAS EN LOS NIÑOS

En el niño pequeño las crisis suelen comenzar de forma progresiva, precedida con frecuencia de una infección respiratoria de vías altas (rinitis, moco y taponamiento nasal, estornudos, progresión a tos, con fiebre o febrícula). En los días suele aumentar la tos, aparece dificultad para respirar, pitidos, suele mantenerse durante 1-2 semanas. La tos que inicialmente puede ser seca (sin moco) se va haciendo más productiva (con moco). A veces el moco, al tragarlo les produce náuseas y vómitos.

Otros niños pueden tener síntomas más rápidos, con respuesta inmediata al tratamiento y con tos con escaso moco, son más infrecuentes, sobre todo niños mayores o con causa claramente alérgica.

Otro aspecto a valorar muy importante el LA VALORACIÓN DE LA GRAVEDAD DEL ASMA

imagen del libro Nene, Nena y Guau de Paco Cabdevila

Puede ser EPISODICA INFRECUENTE: es la más frecuente (75%) pueden tener asma menos de una vez cada 10-12 semanas, entre crisis están bien, toleran la realización de ejercicio sin síntomas, función pulmonar normal

EPISODICA FRECUENTE: en el 20% de los casos, crisis más frecuentes, sibilancias con esfuerzos moderados. Los síntomas son menos de una vez cada 5-6 semanas. Máximo de 6-8 crisis al año y la función pulmonar (espirometría) suele ser normal entre las crisis, raramente precisa broncodilatadores

ASMA PERSISTENTE MODERADA: con crisis frecuentes, sibilancias con esfuerzos leves. La frecuencia es más de una vez cada 4-5 semanas y tienen que usar tratamiento con inhaladores menos de 3 veces a la semana, función pulmonar del > 70% del Fev1 (del valor predicho), síntomas nocturnos menos de 2 veces a la semana.

ASMA PERSISTENTE GRAVE: Episodios frecuentes, síntomas habituales en reposo, sibilancias con esfuerzos mínimos, síntomas por la noche más de 2 veces a la semana y uso de medicación de rescate más de 3 veces a la semana, función pulmonar con un Fev1 < del  70% del valor predicho

Una de las principales dificultades para decidir el tratamiento del asma en la primera infancia radica en la coexistencia de niños afectos de asma alérgica, que probablemente persistirá y de niños no atópicos con sibilancias recurrente que tienden a remitir. Es por ello preciso individualizar el tratamiento en cada niño, intentando obtener la mejor respuesta con las menores medidas terapéuticas posible y supervisar con frecuencia la evolución del paciente adaptando el tratamiento a los cambios en el asma

PROTOCOLO DEL ASMA BRONQUIAL EN LA ESCUELA

PROTOCOLO ASMA EN LA ESCUELA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s